Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

lunes, 20 junio 2016

Puntuación

sueños,ortografíaSeguramente fue por haber leído antes de acostarme un texto interesante pero con muchos errores de ortografía que tuve un sueño extraño que me hubiera gustado haber escrito al despertar. A ver si me acuerdo o lo invento pues sonñé que escribía un texto sobre el tema que decía más o menos lo siguiente:

. es un signo de puntuación que se llama punto y se pone al final de las frases para cerrarlas y nunca al comienzo como aquí. El punto aparece además sobre las íes y jotas, en los dos puntos y el punto y coma, este último está en vía de extinción. Es muy útil para ponerle los puntos sobre las íes a alguien. Los puntos suspensivos nos dejan flotando en el aire volando con nuestra imaginación. Los puntos de exclamación y de interrogación nos cambian la entonación y hasta dan ganas a veces de empezar una frase con uno y terminarla con el otro. Además los puntos se usan en abreviaturas y siglas que cuando terminan la frase hacen dudar a algunos si poner dos puntos seguidos o no. Pasa lo mismo cuando se juntan puntos y comillas, paréntesis y rayas. Con tanto punto nos hemos ganado el verbo puntuar.

Las comas nos dejan respirar y tomar el aire para el siguiente segmento, pero no siempre es así, ya que pueden ser signos de sintaxis simplemente. En los vocativos son primordiales. No confundir: «vamos a comer niños» con «vamos a comer, niños». A veces reemplazan verbos, como no. En «Pedro come carne y Juana, vegetales», nos hemos comido un verbo.

¡Ah!, las comillas, las comillas. Se pueden encerrar en este orden: «así “luego 'asá' para” salirme de» aquí. Son como los paréntesis (que encierran cosas) sin que nos demos cuenta. Ni hablemos de guiones y rayas.

Por último las tildes pues no es lo mismo término, termino y terminó. Ojo con olvidarlas en las mayúsculas pues no es lo mismo FEA PERDIDA que FEA PÉRDIDA, ni con ponerlas en solo, esta, aun, fe y otras que no las necesitan.

¿Y la ce cedilla que se inventó en español y ahora solo se usa en francés?

Esos problemas no existían hacemuchotiempocuandonoseusabalapuntuaciónniladivisióndeltextoenpalabrasnilasminúsculas. Ha debido de ser muy difícil de leer ese tipo de escritura. Aunque uno se acostumbra a todo. Ahora pongamos cuidado en distinguir por ejemplo «sin vergüenza» de «sinvergüenza» o «sobretodo» de «sobre todo».

Y punctum.

 

Dejar un comentario