Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

domingo, 09 julio 2017

Profesor emérito

doctorado, GrenobleEl fin de semana pasado estuve en Grenoble participando a una reunión en honor de mi director de tesis de doctorado que se jubila y ha recibido el título de profesor emérito. Como es una personalidad reconocida internacionalmente en su campo, los invitados a la celebración llegaron de universidades y laboratorios de investigación de muchos países. Fuera de sus logros en el mundo de las matemáticas, informática y lingüística computacional, es una persona muy excepcional ya que por ejemplo es músico de flauta traversa, piloto de avión, yudoca, verdadero políglota, con una capacidad de trabajo sin igual y de una memoria increíble. ¡Me propuso utilizar sus sistemas de traducción automática y postedición para traducir mi primera novela publicada hace diez años!

Pasamos sábado y domingo cerca de una estación de esquí intercambiando nuestras experiencias en forma de presentaciones y en charlas informales. Aprovechamos para pasear por la montaña pues por suerte el tiempo estuvo bueno a pesar de que habían previsto lluvias que no llegaron.

El lunes las presentaciones fueron mucho más formales en un anfiteatro del IMAG, Instituto de Matemáticas Aplicadas de Grenoble. Me gustó haber vuelto a ver viejos amigos y conocer investigadores que me sucedieron y de los cuales solo conocía el nombre. Uno de ellos presentó resultados de sus investigaciones sobre las gramáticas estáticas con la buena sorpresa de que citaba mi tesis, pues yo creía que nadie se acordaba de ella incluyéndome a mí. Hasta me dieron ganas de volverla a leer.

La investigación es un mundo aparte. Fue un período muy agradable de mi vida profesional.

21:00 Anotado en Ciencia | Permalink | Comentarios (1) | Tags: doctorado, grenoble

viernes, 26 octubre 2012

Cantando soy feliz

Grenoble, Eybens, Matices, OrféoEl 20 de octubre pasado estuvimos con mi coro cantando en Grenoble. Fuimos 32 cantantes, el director y un par de acompañantes. El día estuvo estupendo, con un sol magnífico, una temperatura agradable y un concierto en el que nos divertimos oyendo al coro que nos invitó y luego cantando nuestro repertorio. Después siguió una recepción muy animada en un local de la alcaldía de Eybens, al lado de la iglesia donde tuvo lugar el espectáculo. Comimos de maravilla, charlamos y luego bailamos y cantamos hasta media noche. Nos tocó salir como la cenicienta para que nuestro coche no se convirtiera en calabaza y nosotros en ratones. En el trayecto a casa, adonde llegamos a las 2 y 30 de la madrugada, estuvimos cantando en el bus pero ya sin el estrés de la presentación. Lo malo es que no puse suficientemente cuidado a mi voz y, claro, llegué afónico. Desde el punto de vista humano y artístico fue un día muy especial que esperamos poder repetir en varias ocasiones. Es que cantando uno se olvida de todo y lo pasa muy bien. Aconsejo esta actividad como una terapia para el cuerpo y el alma. Si se animan vengan a cantar con nosotros. En esta página http://matices.blogspirit.com/ está toda la información.