Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

jueves, 04 agosto 2011

Cómo se toman las decisiones

NV-IMP763.JPGEn un foro Internet, alguien planteó esta semana que la estructura del idioma sujeto-verbo-complemento refuerza el pensamiento lineal, lo que indicaría que idiomas que no tienen esta estructura promueven uno no lineal, más holístico (el holismo es una doctrina que propugna la concepción de cada realidad como un todo distinto de la suma de las partes que lo componen).

Ahora,si esto es cierto ¿qué pasaría con quienes hablan dos o más idiomas? ¿Cuál sería su forma de pensar?

Me parece que los idiomas son suficientemente flexibles para aceptar diferentes formas de pensar y al mismo tiempo resaltar lo que interese más en un momento cambiando el orden de los componentes de una frase.

Me sorprenden más las diferencias en la precisión de expresión entre unos y otros. Eso se ve por ejemplo en la longitud tan variable del mismo texto en varios idiomas. Mientras en unos tenemos que indicar los artículos, los géneros, las concordancias, en otros no existen muchas de esas variaciones; en unos hay una cantidad increíble de verbos para cada situación, en otros usamos el mismo verbo sin que aparentemente haya problemas; en unos tenemos que escribir obligatoriamente todos los pronombres, pero en otros los podemos omitir.

Claro está, cada idioma le da preferencia a un orden en la frase y es posible que esto influya en el pensamiento ya que te acostumbras a ver el mundo de una manera que resalta por ejemplo los sustantivos más que los verbos o lo contrario.

Cuando uno habla varios idiomas a veces se ve en problemas para armar una frase precisamente por las interferencias entre ellos. Ahora que estoy estudiando árabe después de pasar por inglés, francés y ruso, me ha tocado torcer la mente para acostumbrarme a poner el verbo al comienzo y además en singular a pesar de que el sujeto esté en plural más adelante o en caso de que no haya verbo por ejemplo con el verbo ser que no se escribe en presente (pasa igual en ruso) y que tienes que invertir el orden de sujeto y atributo cuando quieres expresar cosas como «hay dos alumnos en la clase», sin hablar de la negación de ese tipo de estructuras.

Hay bilingües que batallan con ciertas construcciones y a veces para salir del problema tienen que traducir mentalmente y paralelamente de un idioma al otro. Supongo que la manera de pensar se ve influenciada por el idioma que uno usa.

Unos interesantes estudios recientes con niños sordos tienden a apoyar la idea de Chomsky de una gramática universal. Varios educadores han inventado lenguaje de signos para sordos que siguen más de cerca la estructura de la lengua local y no las reglas de una gramática universal. Sin embargo, estos niños cometen errores de aprendizaje que en realidad no lo son si se miran con respecto a la gramática universal.

La categorización del pensamiento también difiere entre los idiomas. Los romanos nombraban los colores de una forma que no usamos hoy en día. Los diccionarios árabes siguen una clasificación por familia de palabras y no por un orden estrictamente alfabético. Los diccionarios chinos usan el número de trazos de los ideogramas para clasificarlos y por lo tanto se debe conocer muy bien la escritura para buscar una palabra. 

Aunque no podemos pronunciar más de una palabra a la vez haciendo que el discurso sea lineal con respecto al tiempo, nuestro cerebro puede procesar la información en paralelo de una forma diferente. Cuando varias personas están hablando en grupo hay momentos en que uno habla y los demás escuchan, pero hay otros en que se forman conversaciones en paralelo y es difícil saber cómo se llega a une situación nueva especialmente si se está tomando una decisión. En la misma cabeza de quien decide se plantean muchas cuestiones y según el método usado, desde lo más sistemático a lo más caótico, la escogencia final puede variar mucho de una persona a otra a pesar de hablar el mismo idioma.

Creo que esto se ve en la historia de acontecimientos importantes. Por ejemplo en el caso de las guerras o revoluciones, da la impresión que un proceso superior ha guiado todo de comienzo a fin, pero en realidad es el resultado de un sinnúmero de conflictos internos nada fáciles de analizar.

jueves, 21 julio 2011

Evolución tecnológica

NV-IMP761.JPGAntes de la llegada de los PC y teléfonos celulares a mi esfera privada, años ha, usaba agendas y directorios telefónicos de papel que me tocaba mantener al día al cambiar de año. Los datos no eran muchos pero tocaba copiarlos a mano desechando y añadiendo direcciones para mantener lo esencial a un tamaño reducido.

Uno de los primeros ficheros electrónicos  que creé cuando entró el PC en casa fue mi directorio telefónico personal y familiar. Sobrevivió a varios cambios de formato, el último fue Excel. Lo imprimía una vez al año en varios ejemplares para que los miembros de mi familia lo fueran corrigiendo y completando a mano hasta la puesta al día del año siguiente. Hace ya mucho que no he podido corregirlo por falta de tiempo.

El programa de correo electrónico que ahora viene con agenda y directorio de contactos incorporados lo ha ido reemplazando paulatinamente, puesto que tengo sincronizados automáticamente el teléfono celular y el PC para mantener esa información con copias de seguridad. Lo bueno es que los teléfonos más recientes vienen con programas de sincronización mejorados que se ocupan de copiar los datos en un dos por tres.

Esta semana me tocó precisamente cambiar de celular. El anterior se dañó y ya solo funcionaba con audífonos. No me gusta cambiarlos tan rápido como quisieran los vendedores y proveedores de servicio; no me quedó más remedio. Fui al almacén más cercano de mi compañía telefónica y pedí un iPhone. No había y no sabían cuándo llegarían. Pedí el modelo equivalente disponible y me propusieron un Android de HTC. Teniendo en cuenta que el anterior, un Qtek sofisticado para la época, me duró cinco años, el cambio ha sido grande. Todavía no conozco ni he probado muchas de las funciones y programas que trae. Lo que más me sorprendió fue la copia de datos de mis contactos y la agenda de citas y recordatorios. No fue sino bajar de la red e instalar el programa previsto y conectar el aparato para que me creara una lista increíble de direcciones muchas con fotografía incluida que no sé muy bien de dónde sacó. La cámara incorporada es de 8 Megapíxeles y el tamaño y peso con respecto al anterior es mucho menor. Había acumulado muchos puntos de fidelidad que no me sirvieron, ya que me trataron como cliente nuevo para darme un mejor descuento, pero me temo que las facturas telefónicas van a salirme más caras.

Lo que me disgustó fue que probando algunos programas, el teléfono me preguntó si quería que mi localización geográfica fuera accesible a mis contactos. ¡Dije que no! Después para tener acceso a los programas de Youtube, Google Maps y otros por el estilo, la licencia de usuario dice que uno acepta que su localización y no sé qué más datos personales sean compartidos con sitios web. Si digo no, me quedo desconectado. Seguro que con las nuevas tecnologías ya estamos en el mundo de Big Brother sin darnos cuenta.

martes, 08 febrero 2011

Julio Verne

ciencia ficción,imaginación,horóscopoCon tantos amigos y familiares que cumplen en estos días, me pregunto si tienen algo en común con el famoso Julio Verne que nació hoy exactamente hace 183 años.

Si los horóscopos tienen razón deberían ser soñadores de un mundo colectivo donde sus mil ideales puedan realizarse, extremadamente abiertos a toda nueva opción, sedientos de libertad, dúctiles, curiosos por lo que no es tradicional, deseosos de trascender la realidad humana, idealistas, algo místicos y deseosos de lo absoluto, de la fusión total del propio yo con el mundo entero. Solamente pueden verse a sí mismos a través de los demás, son súper sociables, deseosos de experimentar continuamente. Dotados de un gran sentido humanitario, dispuestos a la entrega absoluta, olvidándose de sí mismos en favor del bien común.

No creo en horóscopos pero a veces me sorprenden con sus descripciones que muchas veces coinciden con personas que conozco. Siempre he pensado que son rasgos generales y que si alguien no corresponde, el astrólogo consigue explicarlo con el ascendiente, el lugar de nacimiento y muchas cosas más.

Está claro que Julio Verne fue un visionario para su época. No sé qué podría imaginar hoy en este mundo donde casi todos sus inventos existen. ¿Será que esos inventos se hicieron realidad gracias a la lectura de las novelas de Verne? ¿Quién será en la actualidad el escritor que mejor esté imaginando el futuro, el nuevo Julio Verne?