Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

jueves, 27 octubre 2016

Regreso a un mundo feliz

regreso_mundo_feliz.jpgMe gustó este libro de relatos variados sobre el tema de Un mundo feliz de Aldous Huxley, es decir esos sistemas políticos opresores que veía venir el escritor británico en los años treinta del siglo XX. Se lee fácilmente y uno va saltando por diversos y sorprendentes universos. En él los mundos son más o menos lejanos del presente, algunos son incompatibles entre sí, otros podrían cohabitar.

A mí me cayó muy bien la propuesta del editor y escritor Miguel Ángel de Rus de participar en esta antología pues hace rato estoy madurando una novela o una colección de relatos sobre un mundo imaginario dentro de un siglo. Ciencia ficción, anticipación, utopía, pesadillas, paraíso terrestre, no lo sé. Estoy documentándome, escribiendo y proyectándome en ese futuro posible que quizás espera a la humanidad para bien o para mal. Mi relato está enmarcado en ese proyecto personal y cuadra muy bien con esta antología.

Tengo algunos ejemplares en casa para la venta. ¿Quién se anima?

Regreso a un mundo feliz
Autor: Antología
Edición literaria: Pedro Amorós
Colección 2999. Nº: 10
ISBN:978-84-16107-69-8 • 126 páginas o PVP:12€

Aldous Huxley iluminó a la humanidad en 1932 al mostrarnos cómo serían las dictaduras del futuro en su novela Un mundo feliz, un libro que aún hoy resulta visionario y que ha influido en la literatura, el cine, la música y la filosofía. Sus predicciones del uso de drogas para manejar a las masas, la eliminación de la individualidad desde la infancia, la creación de "estados de trance" para instalar doctrinas, la reproducción asistida, el sexo como entretenimiento, los altavoces ubicuos y los sucedáneos de pasiones, son el mejor retrato de nuestro tiempo. [...]

En Ediciones Irreverentes surgió la duda de cómo sería el mundo feliz que se podría intuir décadas después. A esa pregunta responden con sus relatos en Regreso a un mundo feliz Miguel Ángel de Rus, Elena Marqués, Félix Díaz, Teresa Galeote, Francisco Javier Illán Vivas, Olga Mínguez Pastor, Belén Rodríguez Quintero, José Luis Caramés Lage, Francisco Legaz, Francisco José Segovia Ramos, Nelson Verástegui y Pedro Amorós, quien además es autor del prólogo, en el que se afirma «Las advertencias de Huxley no se cierran con la cuestión de la energía nuclear. La imagen del totalitarismo avanzando con frenesí es recurrente en el pensamiento de Huxley. Los estados emplean todos los métodos a su alcance para lograr el objetivo que planean: la servidumbre. [...] La tragedia radica en nuestra incapacidad para frenar a las organizaciones comerciales y políticas que, implantando sofisticadas técnicas de manipulación y favoreciendo los intereses de una minoría, controlan las ideas y los sentimientos de las masas».

[...]

http://www.edicionesirreverentes.com/2099/regreso_mundo_f... .

 

miércoles, 30 diciembre 2015

Demain

documental, francia, ecología, futuroEl futuro que deja entrever esta película es mucho más positivo, interesante y alcanzable que el de Star Wars. Se trata de un documental sobre las soluciones que se están probando realmente en diferentes lugares del mundo para cambiar de forma de pensar y de actuar con respecto a la ecología y a los pronósticos de calentamiento global. Estos jóvenes viajaron por muchos países para entrevistar científicos, economistas, agrónomos o pedagogos que tratan de innovar con cultivos bio, monedas locales, métodos educativos, democracia participativa, consumo local, energías limpias o ecoaldeas. Claro que no va a ser tan fácil que la sociedad de consumo capitalista cambie pero es plausible si todos nos tomamos conciencia del peligro que hacemos correr al mundo y nuestros descendientes.

 

Demain
Date de sortie : 2 décembre 2015 (1h58)
Réalisé par Cyril Dion, Mélanie Laurent
Genre Documentaire
Nationalité Français

Synopsis : Et si montrer des solutions, raconter une histoire qui fait du bien, était la meilleure façon de résoudre les crises écologiques, économiques et sociales, que traversent nos pays ? Suite à la publication d’une étude qui annonce la possible disparition d’une partie de l’humanité d’ici 2100, Cyril Dion et Mélanie Laurent sont partis avec une équipe de quatre personnes enquêter dans dix pays pour comprendre ce qui pourrait provoquer cette catastrophe et surtout comment l'éviter. Durant leur voyage, ils ont rencontré les pionniers qui réinventent l’agriculture, l’énergie, l’économie, la démocratie et l’éducation. En mettant bout à bout ces initiatives positives et concrètes qui fonctionnent déjà, ils commencent à voir émerger ce que pourrait être le monde de demain…

http://www.allocine.fr/film/fichefilm_gen_cfilm=229903.html

miércoles, 25 junio 2014

Volver al pasado

tiempo, presente, futuroRecuerdo haber vuelto a ver el patio de recreo de mi colegio de primaria muchos años después. Me pareció pequeñísimo con árboles menos altos que antes. Pasar frente a una casa o un edificio donde uno vivió es también una experiencia extraña. Los árboles pueden haber crecido o al contrario haber desaparecido porque los han cortado o han agrandado la calle o la acera. El barrio que antes era residencial se convirtió en comercial. Los lotes que estaban sin construir se han llenado de edificaciones. Ni siquiera los cascos antiguos de las ciudades dejan de cambiar, aunque sea solo por la manera de vestir de sus habitantes o los modelos de los autos que circulan por ahí. En las fotos viejas la gente parece más joven que antes. Las películas ambientadas en una época que uno vivió por más realistas que sean dejan un sabor extraño. Por ejemplo las películas de Hitchcock de los años sesenta me traen a la memoria lo que se veía en las calles en ese entonces pero nunca puede uno regresar al pasado verdaderamente. Peor aun cuando uno se encuentra con alguien que no ha vuelto a ver desde hace mucho tiempo. Uno no se siente tan viejo ya que el paso de los años nos ha llegado lentamente, pero los otros parecen más viejos, salvo contadas excepciones. Quizás solo en sueños puede uno realmente volver a sentir el pasado como antes. Por eso es mejor vivir el presente plenamente e imaginarse el futuro, siempre que podamos.