Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

lunes, 29 agosto 2016

Arte en el campo

 

NV-IMP962.jpgHabía oído hablar de las exposiciones anteriores pero nunca fui a verlas. Buscando qué hacer este fin de semana descubrí que había de nuevo una exposición artística al aire libre al lado de casa. Es la sexta edición, la primera fue en 2009, ya que hubo una interrupción de dos años.

Cada vez se escoge un tema para que los artistas se expresen. Las casi treinta obras se instalan en el campo en un recorrido que atraviesa la frontera en tres lugares. Se necesitan casi tres horas para verlas lo que puede ser difícil dado el fuerte calor que nos agobió estos días. Sin embargo valió la pena.

Este año los artistas trabajaron sobre las «pasarelas de la esperanza». Varios ilustraron la inmigración y las fronteras, otros la ecología, unos fueron más abstractos, otros jugaron con la naturaleza, todos muy variados y originales. El público puede votar por la obra que más le guste. Hay artistas conocidos de la región y otros que vienen de más lejos, pero en general son personas que viven por aquí y tienen diversas nacionalidades. Quizás vuelva a recorrerla y vaya a la entrega de premios el sábado 3 de septiembre, pues ya se termina. Me gustó la idea y la realización.

Www.artencampagne.org

 

jueves, 03 marzo 2016

Ekphrasis

écfrasis, arte y literaturaIl tient dans la paume de ma main, n'est pas très lourd, est inodore. C'est froid, de couleur rose ou brun clair. Ses fentes et bosses me rappellent vaguement une coquille de noix. Ce n'est pas une simple pierre. Cela ressemble à un fossile d'une plante ancienne que quelqu'un, peut-être un archéologue ou un jardinier, a trouvé dans un champ près de la maison du professeur. Je pourrais lui chercher une forme de tête animal ou même humaine, comme lorsque l'on scrute les nuages. Peut-être c'est la métamorphose d'un mortel puni par un dieu mécontent. Si je pouvais prendre des radiographies, tout à coup, il apparaîtrait peut-être un monde intérieur, son âme. Celui qui l'a déterré ou découvert a dû penser la même chose que moi : qu'est-ce que c'est ?

Maintenant que le professeur nous a expliqué l'objet, je pense au sculpteur qui l'a créé : une force de la nature qui pendant longtemps a poncé son corps pour donner cette étrange forme qui peut ressembler à une rose, à la manière du souffle divin qui, dit-on, a créé le premier homme et lui a donné la vie. Je me souviens d'avoir vu pour la première fois un rocher composé de plusieurs de ces formes de sable qu'un ami a apporté du désert du Sahara, c'était jaune avec des reflets de plage.

Si l'auteur avait été humain, nous dirions que c'est une œuvre d'art et ceci serait une ekphrasis, mais une rose sculptée par le vent, est-il de l'art ?

martes, 01 septiembre 2015

Trenes de cremallera

Suiza, trenes, montaña, paseosNo dejan de impresionarme esos trenes que suben por cuestas tremendas hasta las cimas de las montañas como si fueran funiculares o ascensores. En los Alpes suizos hay muchos.

Hace años estuve paseando un fin de semana por los lados de Grindelwald. El organizador nos llevó desde Ginebra usando muchos tipos de transporte incluyendo trayectos a pie, tren, teleférico, autobús y barco. Llegábamos a paradas de bus, estaciones de tren, restaurantes o albergues escondidos en la montaña donde puntuales nos estaban esperando.

Suiza, trenes, montaña, paseosPor eso el sábado pasado estuve en la región de Interlaken subiendo al Schynige Platte, que quiere decir «esquisto brillante» pues es la formación geológica más común en esa montaña. El tren sube en una hora de unos 600 metros a casi 2000. Tuvimos suerte de que el clima estuvo magnífico con cielo azul, sol radiante y calor razonable. No paramos de tomar fotos. Al comienzo del ascenso se ven los dos lagos de Thun y Brienz y entre ellos la ciudad. Después aparecen espléndidas las cumbres nevadas de unos cuatro mil metros de altitud entre las cuales las más famosas son el Eiger, Mönch y Jungfrau (es decir, el Ogro, el Monje y la Doncella o Virgen).

En la estación final hay un restaurante panorámico y un jardín botánico con la flora alpina representada en más de seiscientas especies con su hábitat reconstituido. Además el grupo (en mayoría suizos) resultó simpático lo mismo que los guías.

Suiza, trenes, montaña, paseosAhora quedé con ganas de ir al observatorio de la Jungfrau todavía más arriba, eso sí, un día tan bueno como el del fin de semana pasado. Voy así almacenando recuerdos muy bonitos.