Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

domingo, 18 diciembre 2016

Perspectiva decembrina

NV-IMP969.jpgAcercándome al fin de año miro hacia atrás para observar cómo me voy adaptando a esta nueva vida de jubilación y retiro laboral. Dividir el año entre Europa y América tropical me ha gustado por los cambios que implica para el estado de ánimo y el disfrute de lo bueno de ambos mundos. Al mismo tiempo deja insatisfacciones por no poder estar ciento por ciento en cada lugar y tener que preparar el siguiente viaje que se hace inminente demasiado pronto. Espero encontrar los viejos amigos y la familia en cada lugar, pero seguimos caminos que no siempre se cruzan. Los unos creen que como nos quedamos varios meses habrá más ocasiones de reunirse. Sin embargo el tiempo corre y no nos vemos como preveíamos. Mejor es estar activos sin dejarse abrumar por el corre corre y la rutina.

NV-IMP970.jpgAl comienzo preparé horarios para organizar mis quehaceres. Era tan difícil cumplirlos que cambié de idea: ahora anoto lo que hago para tratar de entender cómo cumplir mis objetivos. Llevo esos datos en un cuadro desde hace casi un año. Hoy compruebo que he registrado un promedio de casi cuatro horas de actividades diarias divididas así: una hora dedicada al ajedrez y scrabble, media hora en el gimnasio, media hora en lectura o escritura literarias, media hora estudiando (ruso, informática, lingüística, arte, literatura y otros temas incluyendo MOOC), media hora de canto, media hora llevando la contabillidad doméstica, un cuarto de hora en cine, espectáculos o bailes. Y eso que todavía no anoto el tiempo que dedicaremos a nuestro recien nacido nieto. Estimo que paso unas quince horas en ocupaciones que no contabilizo como dormir, comer, ir de compras, ordenar y asear la casa, pasear, viajar, transporte. Es decir que tengo unas cinco horas «libres» o «perdidas» pues no sé qué hago en ellas. Quizás esté en estas últimas el margen de maniobra para organizarme y pasar más tiempo en cosas que hago y me gustan o para volverme loco de verdad buscando el tiempo perdido.

 

jueves, 30 octubre 2014

Día a día

jubilación, tiempoMañana voy a completar un mes en esta nueva vida. Había pensado sacar tiempo para escribir más a menudo en este blog, pero no ha sido posible. Tendré que organizarme mejor. He estado muy ocupado con papeleos administrativos y también escribiendo ficción.

Por ahora me he sentido como de vacaciones. Lo mejor ha sido el clima soleado que hemos tenido en estos días. Está empezando el frío, los días se acortan, pero el otoño está muy agradable.

Se me han pasado los días yendo al fitness, probando una clase de zumba, bailando tango en una nueva milonga, cantando en un concierto del coro, viendo algunas películas, asistiendo a conciertos y teatro, jugando Scrabble y ajedrez, charlando, bailando y paseando con amigos, leyendo y aprendiendo a cocinar. Tendré que empezar a ordenar mis cosas en la casa, pues es mucho lo que me he traído del trabajo y nos falta espacio.

miércoles, 01 octubre 2014

Día D

tiempo, preparativos, jubilación Hasta ahora no he sentido nada extraño. Se me hace raro, pero estoy contento. Ya veremos cómo organizo mi tiempo libre que será mucho. Espero dedicar una buena parte para escribir. De manera que, trataré de poner regularmente más notas en este blog.

Me he despertado temprano, aunque no tanto como ayer. Parece un día de vacaciones. La diferencia está en que tengo unas cinco o seis bolsas grandes llenas de papeles que me traje de la oficina y que tengo que clasificar tirando a la basura lo que no me sirva. No me quedó tiempo de hacerlo allá.

Anoche soñé con el coctel que he previsto mañana para decir adiós a mis colegas de trabajo. Son ritos de paso que es bueno realizar a lo largo de la existencia. No es obligatorio pero estoy seguro de que me dejará agradables recuerdos.