Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

martes, 01 julio 2014

Moustiers Sainte Marie

NV-IMP872.jpgUn pueblito pintoresco colgado de la montaña de los Alpes de Alta Provenza desde el siglo V. A pesar de estar protegido naturalmente por acantilados vertiginosos, tiene una muralla protectora desde la edad media. Más arriba del pueblo hay una capilla casi metida en la roca que es monumento histórico nacional francés desde 1921. Sus callejuelas tortuosas lo hacen a uno soñar con esos tiempos lejanos de vida dura en esta región. Desde lo alto, por encima de los techos de teja de barro, se divisan los campos de olivos y pinos. No muy lejos alrededor el campo se pone violeta por la lavanda. A lo lejos se ve un lago artificial creado en 1973 para formar una represa eléctrica; otro atractivo turístico, al igual que las gargantas del río Verdón donde los más deportistas y temerarios se lanzan en canoas sobre aguas color esmeralda. Hoy es el turismo y la cerámica lo que lo hace vivir. En esta época del año está lleno de turistas que la inmortalizan con sus cámaras fotográficas. Desde hace varios años son los turistas chinos los que más resaltan. También hay rusos que se pasean con familias rubias. Los europeos ya no son tan exóticos. Los comerciantes lugareños dicen que viven felices ahí. Son unas setecientas personas. En invierno puede caer nieve una par de veces pero no dura mucho. El clima está suavizado por la cercanía del mar Mediterráneo. Lo más curioso es que un grupo de tangueros se haya venido a pasar una semana en un antiguo monasterio donde tomamos clases con una pareja de bailarines y profesores que nos tratan de despertar las tantas clases y milongas que tuvimos hace años y han quedado olvidadas en nuestros músculos.

09:01 Anotado en Ocio, Viajes | Permalink | Comentarios (1) | Tags: tango, provenza

martes, 24 junio 2014

Canto

Fiesta20121217.jpgMe gusta el trabajo coral en todas sus fases: desde ir aprendiendo poco a poco una canción, descifrar la partitura a varias voces, hasta poderla cantar con todos los matices disfrutando del resultado final. Es una actividad que me llena mucho. Me olvido de todo y me concentro en el canto. Mis primeras experiencias fueron en el colegio durante la secundaria. En la universidad había un coro muy bueno, pero nunca me metí en él por falta de tiempo y de motivación. Después pasaron años hasta que volví a esta actividad tan divertida hace como quince años. Cantar solo también me ha gustado, pero no tengo la voz tan educada ni los conocimientos musicales necesarios para lanzarme en ello. Con un buen grupo de amigos a menudo terminábamos cantando. Es mejor que cantar bajo la ducha.

21:36 Anotado en Ocio | Permalink | Comentarios (0) | Tags: pasatiempos, proyectos

viernes, 26 octubre 2012

Cantando soy feliz

Grenoble, Eybens, Matices, OrféoEl 20 de octubre pasado estuvimos con mi coro cantando en Grenoble. Fuimos 32 cantantes, el director y un par de acompañantes. El día estuvo estupendo, con un sol magnífico, una temperatura agradable y un concierto en el que nos divertimos oyendo al coro que nos invitó y luego cantando nuestro repertorio. Después siguió una recepción muy animada en un local de la alcaldía de Eybens, al lado de la iglesia donde tuvo lugar el espectáculo. Comimos de maravilla, charlamos y luego bailamos y cantamos hasta media noche. Nos tocó salir como la cenicienta para que nuestro coche no se convirtiera en calabaza y nosotros en ratones. En el trayecto a casa, adonde llegamos a las 2 y 30 de la madrugada, estuvimos cantando en el bus pero ya sin el estrés de la presentación. Lo malo es que no puse suficientemente cuidado a mi voz y, claro, llegué afónico. Desde el punto de vista humano y artístico fue un día muy especial que esperamos poder repetir en varias ocasiones. Es que cantando uno se olvida de todo y lo pasa muy bien. Aconsejo esta actividad como una terapia para el cuerpo y el alma. Si se animan vengan a cantar con nosotros. En esta página http://matices.blogspirit.com/ está toda la información.