Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

jueves, 28 mayo 2015

En Madrid

ficción,libro,lanzamientoLos espero el viernes 5 de junio de 2015 a las 19:30 en el Café Cósmico de Madrid, España, para la presentación de mi libro.

El autor estará acompañado por el escritor y periodista, editor de Ediciones Irreverentes, Miguel Angel de Rus.
El escritor colombiano afincado en la ciudad francesa de Ferney-Voltaire Nelson Verástegui Carvajal es el ganador en 2014 del IX Premio Internacional Vivendia-Villiers de relato con su libro de relatos El ojo de la cerradura, entre 123 obras participantes de 17 países.
http://www.edicionesirreverentes.com/vivendia9.htm

 

domingo, 18 enero 2015

Tanto va el cántaro al agua

PremioVIVENDIA9.jpgDe vez en cuando participo en concursos literarios más para ponerme metas y motivarme a escribir que esperando ganar pues de cierta forma es una lotería. Todo depende del jurado, de los intereses de los organizadores y del mismo premio. Las grandes editoriales ponen en juego mucho dinero pues saben que van a vender de todas formas y por el mismo motivo reciben demasiadas obras que debe de ser difícil de leer y juzgar. Para las pequeñas editoriales es un verdadero riesgo.

Pues bien, tengo el gusto y honor de anunciarles que por fin he ganado el premio internacional Vivendia-Villiers de relatos de Ediciones Irreverentes. He participado cuatro veces, en dos ocasiones fui finalista y esta ha sido la buena. ¡Je, je!

Han sido cuatro libros diferentes. El primero, Las seis y una noches, fue accésit de la IV edición y publicado en 2010. En 2012 intenté con otro pero no quedé satisfecho con mi selección de relatos ni con el orden que les di. En 2013 fui más cuidadoso y el esfuerzo valió la pena pues estuve entre los finalistas. El editor me dijo que le había gustado el libro y me incitó para que lo intentara otra vez.

El año pasado, apenas me jubilé, me puse manos a la obra para pensar de nuevo la selección que incluye relatos publicados en antologías, en revistas web, en mi blog o en Facebook como también algunos inéditos y otros que había empezado hace tiempo y terminé de escribir en los meses que me quedaban de plazo para el concurso. Esta vez quedé mucho más satisfecho con el resultado que las anteriores.

Ahora estoy esperando ojearlo y hojearlo cuando llegue a mis manos. Cuando reciba mis ejemplares en casa, les avisaré para los que quieran comprarme directamente y trataré de organizar una presentación y lanzamiento donde convenga.

http://www.edicionesirreverentes.com/vivendia9.htm

lunes, 22 diciembre 2014

Pedrito y Papá Noel

NV-IMP886.jpgLos padres de Pedrito se sentían impotentes. No sabían cómo averiguar lo que el niño de ocho años había pedido a Papá Noel. Cuando lo invitaron a escribir la carta, contestó que ya la había enviado por el buzón del correo camino de su escuela. Estaba aburrido de que sus compañeritos se burlaran de él por creer en Papá Noel y había decidido pedirle algo muy diferente en secreto.

En realidad nunca había recibido exactamente lo que pedía. Nunca eran como los juguetes soñados. Una vez le trajo un saco de paño que no había pedido y que días atrás una tía se lo había medido en un almacén disimuladamente. Él lo reconoció pero todos le aseguraron que este sí era de Papá Noel. Pedrito esperaba impaciente. El cuento de que había escrito y enviado la carta era mentira, pero no importaba.

El día esperado había un regalo bajo el árbol de Navidad con una carta; los dos de Papá Noel. Decía que como no había entendido bien la letra, había tratado de adivinar el regalo, que ojalá le gustara, que Papá Noel no era mentira sino una forma de decirle cómo lo querían sus padres y que le serviría para desarrollar la imaginación para la vida adulta.

Pedrito reconoció de inmediato la escritura de su madre y la máscara de monstruo que le había gustado tanto unas semanas atrás pero que su padre no había querido comprarle. Pedrito había pedido mentalmente al Papá Noel que le enviara una prueba tangible de si existía o no. Como vio que su deseo se había cumplido, ahora estaba seguro de que Papá Noel SÍ existía.

15:46 Anotado en Cuentos | Permalink | Comentarios (0) | Tags: navidad, cartas, infancia