Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

domingo, 04 octubre 2009

Cuerpo insensible

« Objets inanimés, avez-vous donc une âme
Qui s'attache à notre âme et la force d'aimer ? »,
dans Milly ou la terre natale d’Alphonse de Lamartine (1790-1869),
http://fr.wikisource.org/wiki/Milly_ou_la_terre_natale

NV-IMP518.jpgDesde que la conocí me apegué mucho a ella: la consentía, la cuidaba, la trataba bien, la lavaba todos los fines de semana, no quería que nadie la tocara y me molestaba mucho cuando alguien se acercaba demasiado o la miraba admirativo. Cuando la oí hablar por primera vez quedé subyugado. Una voz femenina que me indicaba el Norte, una brújula que me orientaba en la jungla urbana. Como yo era inmigrante recién legalizado y no hablaba tan bien el idioma de estos gringos, imitándola mejoré mi pronunciación del inglés. Mis compañeros de trabajo, casi todos latinoamericanos, la mayoría mexicanos, no eran como yo. Ellos no les daban la misma atención a las suyas y por eso terminaban tan mal, no solo ellas sino ellos también pues perdían sus empleos frecuentemente. ¿Cómo se atrevían a sacarlas estando ellos borrachos? ¡Los accidentes abundaban!
No sé cuándo me di cuenta de que yo estaba loco enamorado de la mía. Por eso cuando mi jefe me dijo que me la iban a cambiar, me enloquecí, les dije que eran unos desgraciados, que yo podía ser un extranjero ignorante, un chofer de más en la empresa, pero que no me podían engañar, que yo era el único que la podía manejar y tratar correctamente. Ni modo. Mi jefe me dijo que mi camioneta ya estaba demasiado usada que lo único que me podían prometer era instalarme el mismo GPS para que siguiera oyendo la misma voz que me indicaba el camino con su estribillo: recalculating, recalculating, recalculating. Resignado al fin acepté la camioneta nueva. A pesar de que la voz era la misma, yo ya no sentía lo mismo que con la primera que tuve para llevar las encomiendas de un extremo al otro de esta gran urbe llamada Los Ángeles.

martes, 29 septiembre 2009

Mots rares

NV-IMP515.jpgL'adav kievien était piloté par un feuj qui avait un deust en aviation. Il avait quand même un paxon d'heures de vol à son actif. Dans son temps libre il participait à un enduro par mois et composait un lyric ou deux, toujours rubato. Il avait fabriqué une cabane en bois d'upas qu'il avait coupé avec une scie somalie. Son nom était indiqué sur une intaille devant sa porte où l'on pouvait lire : « il faudrait que je le taudasse. Il me relayera bientôt ».


  • Adav = n.m. Avion à décollage et atterrrissage verticaux.
  • DEUST = n.m. Diplôme d'études universitaires scientifiques et techniques.
  • Enduro = n.m. Épreuve motocycliste tout terrain.
  • Feuj = n. Fam. Juif.
  • Intaille = n.f. Pierre gravée en creux
  • kievien, keivienne=adj. De Kiev (Ukraine).
  • Lyric = n.m. Couplet de music-hall.
  • Paxon = n.m. -> pacson. (=paqson) Arg. Paquet.
  • Relayer = ou relaiera. De relayer v. 24.
  • Rubato = [rou-] adj. N.m. et adv. Mus. (Morceau) exécuté avec une grande liberté rythmique.
  • somali, somalie = adj. et n.m. (= somalien) De Somalie.
  • Tauder = v. 10. Vx. Couvrir d'un taud. (MAR. Abri en grosse toile qu'on établit sur le pont d'une embarcation, sur un panneau ou une écoutille, et dont la forme en toit laisse écouler la pluie.)
  • Tween = [twin] n.m. (Nom déposé) Substance utilisée comme mouillant ou émulsif.
  • Upas = [-s] n.m. Arbre de java, don't le latex est un pison violent.
  • lunes, 28 septiembre 2009

    Palabras raras

    NV-IMP514.jpgEl sijú estaba posado en una rama del litre. El marino vestido con su carrique lo miraba desde abajo pensando en como atraparlo. Con su pie zopo y su mano tocha sería difícil. Pensando y desvariando en voz alta dijo: «si yo tuviera coxas y tafistes ya tendrías los dedos tincados. Si ahajaras tu plumaje mientras que yo zallo tu jaula y arrompo tu rama, verás como terminas. ¡Hedé!, maldito pajarraco. ¡Erad!, pandilla de campesinos. Si no quieres que te enrubie las plumas, ¡regresa ya mismo a la jaula!».


  • Ahajar = tr. Ajar. 1. tr. Maltratar, manosear, arrugar, marchitar.
  • Arromper = tr. coloq. romper (‖ roturar).MORF. part. irreg. arroto.
  • Carrique = m. carric. Especie de gabán o levitón muy holgado, con varias esclavinas sobrepuestas de mayor a menor, en uso durante la primera mitad del siglo XIX.
  • Coax = f. Zool. Primera de las cinco piezas de que constan las patas de los insectos, que por un lado está articulada con el tórax y por otro con el trocánter.
  • Enrubiar = tr. Poner rubio algo, especialmente el cabello. U. t. c. prnl. MORF. conjug. c. anunciar.
  • Erar = tr. Formar y disponer eras para poner plantas en ellas.
  • Heder = intr. Despedir un olor muy malo y penetrante. MORF. conjug. c. entender.
  • Litre = m. Árbol chileno, de la familia de las Anacardiáceas, de hojas enterísimas, flores amarillas en panoja, y frutos pequeños y dulces, de los cuales se hace chicha. Su madera es tan dura, que se emplea en dientes de ruedas hidráulicas y ejes de carretas. Su sombra y el contacto de sus ramas producen sarpullido, especialmente a las mujeres y a los niños.
  • sijú=m. Ave rapaz nocturna de las Antillas, de unos 16 cm de longitud, con lomo blanco manchado de puntos rojos, cabeza y vientre blancos con manchas pardas, cuello, pecho y muslos rojos con rayas oscuras, y ojos de color amarillo verdoso.
  • Tafistes = m. pl. Nic. Canillas largas y delgadas.
  • Tincar = 1. tr. NO Arg. y Bol. Golpear con la uña del dedo medio haciéndolo resbalar con violencia sobre la yema del pulgar.
  • tocho, cha = 1. adj. Tosco, inculto, tonto, necio.
  • Zallar = tr. Mar. Hacer rodar o resbalar algo en el sentido de su longitud y hacia la parte exterior de la nave.
  • zopo, pa = 1. adj. Dicho de una mano o de un pie: Torcido o contrahecho.
  •