Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

jueves, 25 febrero 2010

Ni es cielo ni es azul

NV-IMP611.JPGAcabo de terminar la lectura de tu novela, pero aún no entiendo por qué ahora la consideras muy mala si recuerdo que cuando me hablaste de ella hace más de un año, me dijiste que inicialmente era mucho más larga y que le habías quitado muchas cosas hasta quedar satisfecho. Me sorprendió hace unos meses no encontrarla más en el sitio web donde la habías colgado pues no había tenido tiempo de descargarla para leerla. Gracias en todo caso por habérmela enviado. A mí me gustó.

No creo que los amigos ni los familiares sean buenos críticos de lo que uno escribe. O son demasiado condescendientes o no se atreven a decepcionarnos diciéndonos lo que piensan verdaderamente. Este es un ejercicio delicado para mí pues como te conozco era inevitable ver tu imagen en varios personajes del relato. Te vi de camionero, de profe de literatura, de jugador de dominó, de recluta, de agente de bolsa, de lusófilo y de enamorado por ejemplo.

El diálogo entre los capítulos pares e impares me pareció como un espejo de la realidad. Los unos van en primera persona y los otros en segunda. ¿Se podrían leer independientemente como si fueran dos novelas distintas? No lo creo, pues se completan dando dos puntos de vista. Son dos monólogos interiores que muestran como la transformación y el mimetismo entre dos personajes que se encuentran de un lado diferente de la ventana. ¿Quiénes son esos dos narradores la misma persona que una vez habla de sí misma y otras le habla a su imagen en el espejo? ¿O son dos personajes diferentes, por ejemplo, Estrella y su novio, o Santiago con sus diez mil libros dialogando con el novio de Estrella? Quizás tu personaje es un quijote moderno que se enloquece de jugar domino y a la bolsa, abandona el juego y se va en búsqueda de su dulcinea, Estrella.

Me pareció como un relato de aventuras en la cabeza de dos personas. Hay una transformación y semiinconsciencia del mundo que parece ser un juego desde que uno aprende a jugar con canicas hasta cuando ya viejo vuelve uno a jugar pero a las bochas. El trabajo es un juego, el amor es un juego, pero un juego en serio donde se quiere ganar dinero o la felicidad de encontrar su media naranja. Jugar para olvidar la muerte que nos espera, para poner orden a los ficheros en la cabeza, para evitar entrar en un túnel sin salida.

Me gustaron muchas frases que deslizas al final de los capítulos disimuladamente y que me quedaron sonando en la cabeza como el silencio de ese abanico que se acaba de cerrar o las islas donde nacen los sueños o el atravesar un cielo de ladrillo mugiendo o convertirse en pantanos sin orillas y otras más.

Me hiciste leer la última frase de tu novela antes de tiempo, abrir el capítulo VI del Quijote, descubrir viejos poemas barrocos de Argensola y buscar en la Biblia la llegada del arca de Noé. Que los libros están llenos de mentiras, que todo ya está escrito en la Biblia, que los poemas aunque no se entiendan deben leerse en voz alta para quedarse con la música y alguna frase bonita. Pero me quedo con la imagen que más me gustó de ese libro en el fondo de un río en el País Vasco dentro de un torbellino que le arranca las letras y forma una novela diferente en cada instante.

viernes, 15 enero 2010

Recién salidos de imprenta

NV-IMP591.JPGTengo el gusto de anunciarles la reciente publicación en Madrid, España, de dos libros de relatos en los que he participado. Se trata de:

- Relatos en corto para lectores inteligentes con prisa, de José Manuel Fernández Argüelles, Nelson Verástegui y Gonzalo López Cerrolaza (Cercanías, 9), 12 euros - 120 páginas, ISBN: 978-84-96959-51-4, http://www.edicionesirreverentes.com/Cercanias/RelatosCor...

- Antología del relato negro I (Narrativa, 68), 18 euros - 256 páginas, ISBN: 978-84-96959-48-4, http://www.edicionesirreverentes.com/narrativa/NEGRA.htm

En el sitio Web de la editorial pueden leer las primeras páginas. Espero que tras ojearlas ya con deseos de terminar la lectura, lo compren antes de que se agote, ya que la tirada no es muy grande. Por lo pronto, no  tengo prevista ninguna presentación.

Si no lo han hecho, todavía es tiempo de comprar el libro El baúl de Napoleón, con ilustraciones de mi hijo Diego, de la misma editorial, 9 euros - 94 páginas, ISBN: 978-84-96959-03-3

Pueden comprarlos:

- por la Internet en http://www.edicionesirreverentes.com
- en la Librería Albatros de Ginebra (Suiza), http://www.libreria-albatros.ch/
- en la Librería Centrale de Ferney-Voltaire (Francia), http://www.librairie-centrale.com/
- así como en sus librerías y sitios Web preferidos gracias al ISBN. Aquí http://www.edicionesirreverentes.com/distribucion.htm encontrarán los distribuidores en España y el extranjero (EE. UU. y México, por ejemplo).

Esta vez no he enviado ejemplares a Colombia pues los gastos de envío los encarecen inútilmente. Espero llevar algunos en mi próximo viaje. Los que viven cerca de Ginebra, pueden dirigirse directamente a mí.

jueves, 31 diciembre 2009

Cuentos de Bolaño

Bolano.JPGTerminé de leer un libro de cuentos de un escritor que no conocía hace seis meses. Pregunté a una amiga chilena que estaba de paso por aquí si era conocido en su país. Me dijo que sí pero que no tanto pues parece que cuando anunciaron su muerte en la televisión, una periodista lo confundió con el Chespirito.

Murió a los cincuenta años antes de que le pudieran transplantar un hígado. Según leo en la Internet, estaba en la lista de espera para un transplante. Uno de los últimos textos de este libro que me impresionó mucho, pues habla de su enfermedad y de su muerte cercana con una tranquilidad aparente y una lucidez y claridad asombrosas.

El último texto del libro, Los mitos de Chtulhu (¡qué nombre tan raro!; parece una deformación del francés j'ai tout lu), me hizo pensar en Miguel Ángel de Rus, de Ediciones Irreverentes, y en Santiago Maspoch, un amigo profesor de literatura de mis hijos, pues habla de la literatura actual y de los valores relativos del éxito de librerías. Interesantes sus reflexiones.

Las malas lenguas dirán que es gracias a su muerte prematura que se ha vuelto conocido. Tuve ese temor al empezar la lectura pero me doy cuenta de que era un buen escritor, con un universo propio y particular.

Supongo que los cuentos en este libro siguen cierto orden cronológico. Recopila tres de sus libros. En los primeros se notan influencias chilenas y mexicanas, otros tienen un olor a España por expresiones y lugares que no parecen corresponder a un escritor latinoamericano. Otros cuentos son muy neutros y no delatan ninguna nacionalidad en especial.

A mí me gustan los cuentos que terminan con una sorpresa, estilo Edgar Allan Poe, Borges, Cortázar, Hemingway, Pushkin o Chejov, como el nocaut del que hablara Cortázar. De este tipo, hay pocos en el libro de Bolaño. Por el contrario, hay muchos en los que lo importante es la descripción condensada de vidas singulares y al mismo tiempo ordinarias, que uno va siguiendo sin entender muy bien a dónde se va a llegar ni qué objetivo tiene el escritor; demuestran más bien el placer de escribir y de leer. En ese sentido el más peculiar para mí es Vida de Anne Moore. También experimenta a veces con diferentes estilos, puntos de vista y temáticas, sin olvidar sus toques de humor que hacen sonreír de vez en cuando. Me pareció interesante y ameno.

Bolaño, Roberto
Cuentos.-- Barcelona : Círculo de Lectores, [2008].-- 529 p ; 22 cm
Contiene: Llamadas telefónicas ; Putas asesinas ; El gaucho insufrible
D.L. B 42555-2008.-- ISBN 978-84-672-3289-9.-- 821.134.2(83)-31"19"

Texto de la contraportada: En ocasiones son relatos de misterio que no lo parecen, en otras, cuadernos de viajes al límite, algunas veces, viñetas de costumbrismo alucinado y casi siempre, todo a la vez: los cuentos de Bolaño, algunos de ellos pequeñas novelas por derecho propio, son la introducción perfecta para aquellos que aún no se han aventurado en el peculiar universo del escritor, o el complemento ideal para los que ya se han enfrentado a sus grandes obras.

11:15 Anotado en Libros | Permalink | Comentarios (1) | Tags: cuento, chile, español