Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

domingo, 12 septiembre 2010

Matachín

NV-IMP680.JPGNo sé qué me sorprende más, si descubrir que una palabra que yo creía universal resulta ser un colombianismo o encontrar una palabra que yo creía regionalismo de mi ciudad o departamento resulta ser del vocabulario común y corriente de los hispanohablantes. Anoche por ejemplo unos amigos peruanos me preguntaron si en Colombia también se le decía poto a lo que los españoles sin ningún reparo llamar culo, es decir al conjunto de las dos nalgas. Fue a raíz de una pieza de teatro chilena en la que hablan de potos, palabra que yo creía que fuera solamente chilena y resulta que tiene una extensión más grande. Pues en mi país se dice nalgas o trasero. Decir culo es vulgar y poto no se entiende. En el diccionario dice que poto se usa en el noroeste argentino, Bolivia, Chile, Ecuador, Paraguay y Perú, nada menos.

El caso contario es por ejemplo la palabra matachín. Para mí siempre había estado relacionada con personajes de carnaval que iban disfrazados con vestidos hechos de tiras de todos los colores. Corrían y bailaban por las calles y asustaban a los niños. También teníamos la expresión «estás vestido o pareces un matachín» para cuando alguien no sabe combinar los colores o se ha puesto demasiados y que no cuadran. Estaba convencido de que si hablaba de matachines a hispanohablantes de otros países me iban a mirar sorprendidos por no entenderme. ¡Resulta que no!

Según el diccionario de la Academia Española, la palabra viene del italiano mattaccino que es payaso o bufón y en el sentido que me interesa, significa:

  • 1. m. Antiguamente, hombre disfrazado ridículamente, con carátula y vestido de varios colores ajustado al cuerpo desde la cabeza a los pies.
  • 2. m. Danza de los matachines, que parodiaba las danzas guerreras de la antigüedad.
  • 3. m. Juego consistente en una especie de lucha con espadas de palo y vejigas llenas de aire, practicado por los matachines mientras bailaban.

dejar a alguien hecho un ~.
1. loc. verb. coloq. Avergonzarle.

jueves, 22 julio 2010

Guadalajara

NV-IMP664.JPGMe preguntaban hace unos días dos colegas de trabajo, uno sirio y otro egipcio, por el significado de la palabra Guadalajara. Les dije que era «río de piedras» según había leído y oído debido a sus componentes árabes guad-, río, y alajara, piedras. El sirio que precisamente se llama Wady me dice que no puede venir de la palabra río sino de valle ya que río es /nahar/ y valle es /wad/ o /waadi/. El egipcio se reía pues según él lo que se oye es valle de mierda o de inmundicias. Como la etimología me encanta, me puse a indagar.

¿Qué quiere decir entonces guad- en nombres como Guadalquivir, Guadalmedina, Guadalupe y tantos otros? ¿Río, valle, las dos? En estas páginas hay datos interesantes:

En ninguno hablan de 'valle' como etimología de 'guad-'. (Curiosamente, dice en uno que la palabra 'serendipia' viene del árabe, pero eso es otro cuento.) Lo de río o valle de mierda está explicado en una página por la pronunciación española de la jota. En nuestro idioma tenemos una sola jota, mientras que en árabe hay tres o cuatro sonidos de esa familia. Es normal que mi colega egipcio reconozca una palabra diferente a piedras en árabe.

Un amigo arabistas me cuenta que ambas palabras ("wad" y "nahar") se usan con el significado de 'río', si bien "wad" se emplea más para 'cauce de agua' y para los ríos poco caudalosos, mientras que 'nahar' se usa especialmente para los ríos muy grandes, largos y caudalosos. Según esto, en los ríos españoles que empiezan por "Guad-" se hace referencia a "río".

Busqué en el Larousse bilingüe árabe-francés y en efecto dan varios significados para /wad/:

- gorge [géogr.] ; lit d'un fleuve ; fleuve ; rivière ; ravin ; val ; vallée ; oued. Fig. domaine ; genre ; classe ; catégorie ; colonne de journal.
(es decir, garganta [Geo.], lecho de un gran río, gran río que desemboca al mar, río más pequeño afluente de otro, quebrada, valle, corriente de agua en el desierto. Fig. campo, tipo, clase, categoría, columna de un periódico.)

Ahora no me queda duda de que /wad/ quiere decir muchas cosas entre las cuales está río y valle. Lo que me haría falta es un ejemplo en árabe que muestre esa realidad para poder convencer a mi porfiado colega sirio.

Me comenta otra persona que pudiera ser que tal vez, solo tal vez, la palabra en árabe signifique las dos cosas en español, es decir, un río es casi omnipresente en un valle. Me lo dijo después de consultar una palabra en náhuatl  (Ixta- [ishta]) y la experta le comentó que la palabra se usa tanto para blanco como para sal, pues para ellos, los nahuas, viene siendo lo mismo, la sal es blanca.

Estos temas de etimología y de equivalencias entre idiomas me encantan. Usar la misma palabra en un idioma para cosas diferentes como lo blanco y la sal, el valle y el río, el muro y la pared, el ser y el estar, mientras que en otros se usan dos palabras es muy común y dependiente de las culturas.

El caso de los ríos es conocido. En francés tenemos fleuve para los ríos que llegan al mar y rivière para los afluentes, mientras que en español el afluente de un río puede ser un río. En español e inglés lo que importa es el caudal para distinguir river de stream o río, arroyo y riachuelo. Una colega china me cuenta que en su idioma sucede igual que en inglés y español. Un colega vietnamita me dice que en su idioma hay una sola palabra para río y que si es pequeño o grande se puede añadir el adjetivo correspondiente para aclarar. Aunque con el nombre del río es muchas veces suficiente. El Mekong es tan grande y caudaloso que no necesita adjetivo. El famoso puente sobre el río Kwai medía unos pocos metros de largo y sin embargo se habla de un río (en francés es rivière). Por otro lado cuando uno estudia geografía conoce los grandes ríos del mundo y no se interesa en los riachuelos; aunque hay excepciones como el Rubicón.

Volviendo a la etimología, veo en el DRAE que río viene del latín rius, rivus, arroyo, mientras que arroyo de latín arrugĭa, galería de mina y arroyo, voz de or. hisp. En francés, según el Robert, la palabra fleuve viene de flueve, siglo XII, y este del latín fluvius; rivière está datada en 1138, en 1105 tenía el significado de «ruisseau» (riachuelo) cuyo origen es el bajo latín riparia, de ripa emparentado con rive que en 1080 significaba borde.

Ahora encontré esta referencia http://books.google.ch/books?id=45Y3AAAAIAAJ&pg=PA177... que parece seria y explica bien que el término wad se usa especialmente para los ríos que se secan en verano y que la palabra rambla es también de origen árabe. Explica que nuestro guad- es odi u ode en portugués: véanse los ríos odiana, odivellas, odieseixe, odelouca.

Es curioso que algunos ríos (Guadalquivir, Guadiana, Guadalmedina) tengan nombres de origen árabe a partir de la raíz wad que es polisémica: valle, río, arroyo, cauce, etc. Sin embargo no encontré palabras de origen árabe que estén en relación con la palabra árabe nahar que quiere decir río. Creí entender que en esta página en árabe http://ar.wikipedia.org/wiki/%D9%88%D8%A7%D8%AF se usaba la palabra en los dos sentidos, valle y río, pero mi amigo sirio me dice que no. Claro que si yo le muestro a un francés un texto francés donde hablen de muros y paredes, tampoco se va a dar cuenta fácilmente en qué casos la palabra francesa mur corresponde a unos u otros.

El problema está resuelto a pesar de que no conseguí un texto en árabe donde se use claramente la palabra /wad/ para río y para valle.

13:51 Anotado en Lengua | Permalink | Comentarios (1) | Tags: árabe, español

jueves, 20 mayo 2010

Fin de año escolar

¡Uf! A ver si respiro un poco. Hoy tuve el examen escrito de árabe y el martes próximo será el oral para terminar el año escolar. Después, durante dos o tres meses no tendré clase, aunque espero sacar tiempo para revisar. Claro, por andar preparándome para los exámenes, no pude escribir estos últimos días y me hace falta. En realidad no puedo estudiar regularmente como se debe por tantas ocupaciones en que las que me meto.

El vocabulario es tan distinto al de los idiomas que conozco que cuesta trabajo memorizarlo. La gramática tiene sus dificultades y particularismos a los que no me acostumbro todavía. Por ejemplo eso de tener tantos pronombres personales es un rompecabezas. No les basta con el yo, tú, él, nosotros, vosotros y ellos, pues tienen un tú masculino y otro femenino, hay un pronombre para dos personas, además si son dos mujeres, es otro. Las cosas y animales cuando son en plurales funcionan como si fueran en singular femenino. Es como si uno dijera un libro abierto, pero unos libros abierta. La mayor parte de los plurales son irregulares y no como en español que en general con añadir una ese basta. La raíz de las palabras está formada por tres letras y en el diccionario las palabras aparecen agrupadas por la misma raíz y no por la primera letra. Mientras en nuestro idioma la palabra libro, librería, biblioteca, escritorio, escritor, autor están el los capítulos correspondientes a las letras ele, be, e, y a, en árabe están en la entrada KTB que es la raíz común.

Creo que en vez de inscribirme a otro semestre en septiembre, voy a ver si me voy a pasar quince días en El Cairo en un cursillo intensivo. Así al menos me podré dedicar al idioma (sin olvidar el turismo) con la esperanza de ganar tiempo. Otra posibilidad sería dejar de estudiar árabe y empezar a aprender chino y después, derechito al manicomio. ¡Ja, ja!

Aquí les dejo una versión árabe de la conocida canción Quizás, quizás. Me gustaría encontrar la letra. Lo único que he descifrado es que en lugar de quizás dicen al contrario. Curioso, ¿no?

18:08 Anotado en Lengua | Permalink | Comentarios (0) | Tags: árabe, clases, idioma