Ok

By continuing your visit to this site, you accept the use of cookies. These ensure the smooth running of our services. Learn more.

viernes, 12 marzo 2010

Entre libros

NV-IMP620.JPGAnoche estuve en Beirut buscando una editorial no sé para qué. Primero había un problema con una estufa de gas que tenía escapes y me tocó cerrar con mucho cuidado. Después anduve en un hotel usando las duchas sin permiso escapando de la vigilancia del personal y de los clientes. Me di cuenta de que estaba en Beirut. Estuve en una biblioteca o librería hablando con los dueños o tipógrafos pues buscábamos fuentes y pólizas para las publicaciones en varios idiomas. De un estante lleno de libros viejos llenos de polvo con lomos rojos deshilachados tomé uno grande y pesado. A la luz de una lámpara de escritorio lo abrí y encontré un artículo interesante. Era un diccionario enciclopédico y creo que caí en la letra D. Repentinamente el libro se me cerró quizás por un movimiento brusco de la mano y cuando lo volví a abrir uno de los señores que estaban conmigo (gordo y de barba gris) me dijo:

  • No busque la página que estaba leyendo. Ese es el libro infinito de Borges donde nunca se puede leer la misma página más de una vez.

Tan grande fue la sorpresa que me desperté. Eran como las dos de la mañana. Me levanté, fui al baño, tomé agua, pensé en lo que me había hecho la víspera y me dije que uno construye sus sueños y pesadillas con las migas que quedan en el inconsciente de la rebanada de vida del día anterior.

09:04 Anotado en Recuerdos | Permalink | Comentarios (1) | Tags: sueños, libros

viernes, 05 febrero 2010

Boggle en la Chartreuse

NV-IMP599.JPGNo sé por qué ayer me acordé de un sábado o domingo de hace como treinta años que pasé con mi esposa y una pareja de amigos jugando Boggle en la terraza de un bar en un pueblo o quizás caserío de montaña en el macizo de la Chartreuse cerca de Grenoble. No teníamos hijos, no teníamos ocupaciones importantes, teníamos todo el tiempo. Era un día caluroso pues los veranos de Grenoble son insoportables y es mejor subir a tomar aire fresco a la montaña. No recuerdo si estuvimos caminando a pie por el campo o si fue solo en auto que recorrimos esa región. Lo cierto es que nos sentamos después de almuerzo en ese lugar tranquilo y sacamos el jueguito de dados con letras con el que tratábamos de formar el mayor número de palabras en francés en un tiempo limitado. Habíamos pedido algún refresco para beber y renovamos el pedido varias veces. La tarde se pasó volando y hay que decir que las tardes de verano son largas. No sé cuantas horas estuvimos ahí. Probablemente más de cuatro. Nos divertimos mucho, nadie nos molestó. Me parece oír los ruidos del campo y la brisa fresca. Visto desde aquí y ahora parece un momento mágico, como esos días de vacaciones de niño que uno se la pasaba jugando sin contar el tiempo y que hace mucho no he vuelto a sentir.

16:02 Anotado en Recuerdos | Permalink | Comentarios (2) | Tags: juegos, paseos, tiempo

martes, 05 enero 2010

Paseo de domingo

NV-IMP584.JPGMenos cuatro grados centígrados, cielo gris, esperanza de sol, ascenso a la montaña, estación de esquí La Vattay, viejos amigos, raquetas, polainas y bastones, vestimenta de invierno, gorro de lana, chaqueta, guantes, gafas, pocos esquiadores y caminantes, charla y esfuerzo, ruido sordo de pasos sobre la nieve, calor corporal gracias al esfuerzo, calorías transpirantes, poca nieve, pero al fin y al cabo nieve, ruta bien señalada, una cabaña al horizonte, hora y media de esfuerzo, descanso merecido, almuerzo de la mochila, vino de bota de cuero como en las corridas de toros, más charla de vacaciones, de hijos, del mundo, de la vida, del deporte, bla bla bla, hora de regresar, de nuevo sobre las huellas de nuestros pasos, buen ritmo de marcha, cielo azul lejos al horizonte, cielo gris sobre nuestras cabezas, dulces de jengibre para recuperar fuerzas, buenos días a los que nos cruzan, un celular que timbra, bla bla bla con los hijos, una última subida, una última bajada, un chalet nos espera, café con tarta y más charla, los problemas del mundo no están resueltos, hora de bajar de la montaña, piernas cansadas, en casa al fin, descanso merecido.

08:00 Anotado en Recuerdos | Permalink | Comentarios (2) | Tags: invierno, nieve, raquetas